¿Por qué invertir en Relaciones Públicas?

 ¿Por qué invertir en Relaciones Públicas?

¿Por qué invertir en Relaciones Públicas?

En el entorno en que se mueven las empresas, con tendencia a medirlo todo y a buscar resultados inmediatos en cualquier ámbito empresarial, hacerle entender a una compañía por qué debe invertir en relaciones públicas puede resultar, a veces, difícil.

Acostumbradas a ver más efectivas las inversiones en publicidad y marketing basadas exclusivamente en un producto o un aspecto de la marca, por su efectividad a corto plazo y su facilidad, muchas empresas ven innecesario invertir en relaciones públicas. Pero es importante que las compañías sepan que no sólo es importante que una marca se de a conocer, sino que también lo es la manera en que lo hace.

No es sólo que una empresa entre en el mercado y publicite hasta la saciedad un producto, pues al cabo de un tiempo caerá en el olvido. Las estrategias de relaciones públicas se enfocan en ganarse la confianza del público y en que éste tenga una imagen positiva de la marca, algo que perdurará en el tiempo y que no logra la publicidad.

Las Relaciones Públicas como valor añadido a las empresas

Las Relaciones Públicas agregan un valor a la empresa y a los servicios y productos que ofrece, algo que le ayudará a conseguir los objetivos de negocio marcados. El hecho de que proporcione un buen servicio y de que el público tenga una percepción positiva de la marca generará confianza y credibilidad, dos aspectos imprescindibles dentro de cualquier empresa.

Una campaña publicitaria, si la audiencia no conoce previamente a la compañía y no tiene creada una concepción de la marca, es más difícil que llegue al espectador. Sin embargo, si un periodista da una información relacionada con la empresa desde un punto de vista positivo, además de darla a conocer, hará que el público la perciba como buena. Es mucho más fácil que el lector confíe en el medio que lee cada día y en el periodista, a quien otorga credibilidad por el hecho de serlo, que en un anuncio publicitario que sabe que está ahí sólo porque alguien ha pagado por ello.

Y esto no ocurre únicamente con los medios. Además de redactar notas y dosieres de prensa, ponerse en contacto con periodistas y trabajar mano a mano con la prensa, las agencias de relaciones públicas también se encargan de que líderes de opinión que gozan de prestigio y credibilidad entre la población hablen de la marca y transmitan sus valores. Esta inversión puede resultar, muchas veces, más rentable que un anuncio en radio, prensa o televisión.

Las relaciones públicas y la personalización

Sin duda alguna la personalización y la adaptación de los contenidos al perfil del usuario es una tendencia que reina en cualquier ámbito hoy en día. Especialmente, en el de la promoción y visibilidad de la marca. Cada vez más, anunciantes y agencias optan por ofrecer contenido adaptado al target de la empresa y se desarrollan más herramientas y técnicas en este sentido.

Las relaciones públicas juegan aquí con ventaja, pues al contrario que la publicidad, tradicionalmente masiva y dirigida a un público general, siempre han tendido a la personalización. Las RRPP incluyen infinidad de acciones que acercan a la compañía a su público, como el uso de las redes sociales para interactuar con la audiencia o la organización de eventos, puntos de encuentro cara a cara entre empresa y cliente.

Abren el diálogo al público, invitan al cliente a participar en el proceso empresarial, dándole la sensación de que es importante y que su opinión también cuenta. Un plan de relaciones públicas generará, por tanto, una imagen positiva de la empresa, lo que acabará traduciéndose en un aumento de las ventas.

Las Relaciones Públicas como estrategia integral

Las estrategias de relaciones públicas se construyen de manera integral, ya que abarcan todos los ámbitos de la empresa y hacen que todos los departamentos que la integran trabajen al unísono. Ya no sólo se trata de promocionar un producto, sino de mostrar la otra cara de la empresa: sus valores, el equipo humano que la comprende, las acciones de responsabilidad social que lleva a cabo, su compromiso con la sociedad y con su entorno, etcétera. Sectores de la empresa que, en una campaña publicitaria, probablemente no tendrían cabida.

Las relaciones públicas no incluyen sólo la relación con el cliente, sino también las relaciones internas de la empresa: la gestión de crisis y la comunicación interna. Es importante que la institución funcione bien internamente para transmitir esta imagen positiva al público.

Por lo tanto, cualquier plan de relaciones públicas debe fijarse el objetivo no sólo de vender, que siempre será el fin último, sino más bien de crear una identidad, una marca, para que tanto trabajadores como público y todos los stakeholders de la empresa se sientan representados y compartan los valores de la compañía.

Agencias de Relaciones Públicas

Por todo esto, es importante que las empresas eliminen la idea preconcebida de que las relaciones públicas no son necesarias o no son rentables, y que simplemente con la publicidad y el marketing pueden conseguir llegar a la gente. Siempre serán una buena inversión si se deja la construcción de estrategias en manos de profesionales y las acciones que se emprenden en este ámbito son efectivas.

Las agencias de relaciones públicas como tútatú son las grandes aliadas de las empresas, ya que proporcionan un servicio profesional a la compañía y ayudan a crear una identidad de marca sólida, adaptando las estrategias a las necesidades y al presupuesto de la empresa, a sus características y a las de su público.