Fintech: ¿Es el bitcoin una buena opción para el ahorro?

Bitcoin es una moneda virtual que ha dado mucho de qué hablar por su carácter experimental y porque ha abierto un sinfín de posibilidades que aún están por explorar en un mundo, el de la banca y las finanzas, crecientemente tecnologizado. 

Si bien es cierto que la idea que envuelve a esta divisa es bastante innovadora, también presenta sus problemas de base, como por ejemplo el hecho de no poseer la confianza plena de los gobiernos.

Por el momento lo atractivo de Bitcoin está principalmente en el hecho de que la moneda no cuenta con un banco central regulador que pueda en cualquier momento emitir mayor liquidez y afectar el valor de la moneda arbitrariamente; más bien, debido a la propia infraestructura del sistema, el mismo mercado, a través de un funcionamiento abierto, es quien regula directamente el valor de la divisa, lo que la convierte en un activo bastante volátil, aunque también lleno de atractivos para los inversores.

¿Cómo funciona el sistema de Bitcoin?         

Precisamente, uno de los factores que tiene que cumplir una divisa para funcionar correctamente es que pueda ser controlada para saber quién hace una transacción y en qué momento. De esta forma se puede saber qué cantidad de esa divisa hay en circulación.

 Blockchain

Blockchain

Este punto lo maneja Bitcoin a través de su sistema de balances Blockchain. que básicamente cumple la función de un sistema contable, donde se registran todas las transacciones en esa moneda para llevar un control de la cantidad de dinero que hay en circulación. Al mismo tiempo este sistema se protege mediante criptografía para evitar que fuerzas externas irrumpan causando daños a los usuarios y al propio sistema.

El bitcoin puede ser rentable como inversión si se tiene conocimiento de todos los factores que lo constituyen y nervios de acero para aguantar la volatilidad que puede tener y los constantes rumores que vienen aparejados a una nueva tecnología asociada al dinero.

El sistema de Bitcoin ha ido ganando popularidad a través del tiempo y eso se puede ver en el crecimiento sostenido de la moneda en circulación. De hecho, muchas empresas están empezando a incluirla como medio de pago en sus sistemas virtuales. Sin embargo, el carácter experimental de esta moneda hace que su futuro sea un tanto indescifrable, aunque puede ser rentable como inversión si se tiene conocimiento de todos los factores que lo constituyen y nervios de acero para aguantar la volatilidad que puede tener y los constantes rumores que vienen aparejados a una nueva tecnología asociada al dinero.