Relaciones Públicas: ¿Periodismo de marca o alquiler de espacio en los medios?

Relaciones Públicas: ¿Periodismo de marca o alquiler de espacio en los medios?

Periodismo de marca

Se puede considerar brillante la iniciativa de incluir contenidos propios de las marcas en los medios de comunicación.  

El camino hasta llegar hasta aquí ha sido rápido:

-Primero, las marcas no creyeron en los blogs.

-Segundo, las marcas comenzaron a creer y se acercaron a los blogueros

-Tercero, las marcas tuvieron sus propios blogs o patrocinaron algunos

-Cuarto, ante la necesidad de alcanzar a una audiencia más amplia, dejaron los blogs en un segundo plano o definitivamente, y empezaron a ocupar espacio en los medios de comunicación, sobre todo con contenido generado por los propios periodistas de esos medios o por agencias especializadas.

La supervivencia de los medios está generando una serie de experimentos continuos que bien pueden agradar a la audiencia o confundirla con tantas supuestos innovaciones.

Como sucede con algunos mal pensados, ¿cómo podrán convivir en la misma página una contenido sensible contra una marca que alquila un espacio destacado?

Se hablará de la independencia de las redacciones, pero ya se ha visto en otras ocasiones que esto no es siempre así y que la inversión publicitaria, cada vez más escasa en los medios, influye en el contenido redaccional.

Relaciones Públicas: Los clásicos de la “vuelta al cole”

Relaciones Públicas: Los clásicos de la “vuelta al cole”

Vuelta al cole

El término del verano trae a los medios una serie de temas recurrentes que bien podría ser aprovechado por los profesionales de las relaciones públicas con un ángulo oportuno.

La depresión post-vacacional, la suscripción al gimnasio, retorno a la rutina…

Para las agencias que tienen clientes relacionados con alguna de estas temáticas, se presenta una oportunidad única.

Contactar desde ahora con los responsables de las secciones para ofrecerles a tu portavoz no está de más.

Si se tiene algún estudio sobre esta temática, también ofrecería una oportunidad.

Hay muchas cosas que con visión y creatividad se pueden hacer para darle visibilidad a tu cliente.

Tampoco es fácil la vuelta al cole para la gente de las agencias, pero hay que tomarlo con ánimo y con energías renovadas.

Relaciones Públicas: Preparando Qilotoa

Qilotoa

 

Preparando el lanzamiento de Qilotoa.
¿Quieres saber lo que es?
El 15 de septiembre lo desvelaremos.
Esperamos sus buenas vibras, pero también todo vuestro apoyo.
¡Vamos!

Relaciones Públicas: Los “virales” en los medios “serios”

Relaciones Públicas: Los “virales” en los medios “serios”

Relaciones Públicas: Vídeos virales

Desde hace unos meses, casi todos los medios “serios” han optado por incluir en sus contenidos historias originadas en las redes sociales.

Este deslizamiento hacia lo “viral” se debe a un intento de recuperar al público que está abandonando los medios, porque siente que se está informando adecuadamente a través de las redes sociales.

Algo parecido sucedió con la aparición de los blogs.  Entonces, los medios ficharon a bloggers, surgieron empresas que profesionalizaban y monetizaban las bitácoras de internet, convirtiéndolos en medios, y muchos de los autores individuales abandonaron sus weblogs por distintos motivos.

Luego, surgieron las redes sociales y se volvió a cambiar el panorama profundamente.

En la creación del imaginario colectivo confluyen la literatura, el cine, los medios, la comunidad. Con las redes sociales, la comunidad se ha agrandado enormemente y lo mismo llama la atención a un usuario un vídeo de un niño riendo en Brasil, que los datos del paro en España o el fortalecimiento del dólar en Ecuador.

Es por esto que los medios “serios” están tendiendo a convertirse en portales de contenido, lo que parece que es una vuelta al pasado para actualizarse al mundo de hoy.

El reto para los profesionales de las relaciones públicas está en encontrar un hueco en las plataformas virales que hagan falta para luego conseguir cobertura mediática.

¿Será que, además de enviar nuestras notas de prensa a los medios “serios”, también tengamos que hacerlo a sitios como Buzzfeed o upsocl? Facebook y Twitter venden la posibilidad de aumentar la visibilidad de los contenidos (el segundo incluso vende un “trending topic”), pero eso no siempre genera viralidad.

Como se ve, se trata de un tema muy complejo en el que hay que esforzarse para obtener respuestas u otros las encontrarán por nosotros.

Relaciones Públicas: El relato de la recuperación

Relaciones Públicas: El relato de la recuperación

Voces enfrentadas

Los medios llevan hablando de la recuperación económica desde hace meses, pero parece que durante el “estado comatoso” en el que plácidamente se mece España durante el estío, ni ese ni otros temas que en otros momentos del año levantan pasiones son capaces hoy de levantar ni una ceja.

Pero esto cambiará radicalmente a partir de Septiembre, mes en el que dará inicio a la segunda tanda electoral de este convulso año político en España.

El gobierno defenderá su gestión y hablará de la necesidad de mantener el rumbo emprendido para mantener el buen desempeño de la economía en los últimos meses.  En frente tendrá a la oposición en su conjunto, que destacará la desigualdad en la recuperación.

El guión, no por sabido, será menos interesante, pero dependerá de unos y otros que puedan generar notoriedad a sus discursos y trascender más allá de ser la noticia del día para instalarse en la mente y en los corazones de los ciudadanos.

Pero entre éstos hay quienes utilizan las redes sociales para posicionarse y para difundir aquello en lo que creen con una capacidad de convicción y arrastre mayor que los propios medios de comunicación.

Si hace años, la participación de un político en un blog o en twitter era una noticia (hoy lo son sus deslices), desde hace tiempo forman parte del habitual conjunto de herramientas electorales que pueden seducir más o menos a los ciudadanos.

Será un tiempo interesante para la comunicación política.

Relaciones Públicas: Metodologías de medición a la carta

Relaciones Públicas: Metodologías de medición a la carta

Medición a la carta

En comunicación sigue haciendo falta tener metodologías homologadas de medición.

Al contrario de como ocurre en publicidad, el sector de las relaciones públicas carece de un baremo de medición de sus acciones que sea conocido y aceptado por todos.

Cada agencia tiene su metodología propia y eso vuelve locos a los clientes y a los propios profesionales, pero también, y eso es más importante, le resta credibilidad al sector en su conjunto.

Hace años, desde túatú lanzamos la Iniciativa VPEi (Valor Publicitario Equivalente de Internet), con el objetivo de dotar al sector desde diferentes áreas involucradas de una metodología homologada para medir los resultados de comunicación en internet, sobre todo en medios online y blogs.

La negativa de los soportes a ofrecer sus datos de audiencia pormenorizados, negativa fundada en que algunos (pocos) están pagando para ser auditados y porque va en contra de sus propias estrategias comerciales, limitó la iniciativa, aunque algo se avanzó conceptualmente.

En realidad, el sector del seguimiento de medios lleva años intentando hacer algo al respecto en este ámbito, pero sin llegar a nada concreto.

Ante la realidad de que cada acción tenga una medición a la carta del ROI, ha llevado a las agencias de publicidad a aportar sus propias metodologías y aplicarlas en el ámbito de la comunicación.

Lo malo de todo esto es que la credibilidad, y con ésta los clientes, migrarán a donde les den respuestas concretas a necesidades que se han larvado en el ámbito de las relaciones públicas.

Relaciones Públicas: Las oportunidades informativas del verano

Relaciones Públicas: Las oportunidades informativas del verano

logo quieru.com

La época estival puede ser una temporada de baja actividad informativa y eso tiene un reflejo en el número de personas en las redacciones, en el grueso del papel en los periódicos y en el refrito de los programas de radio o en una programación de serie B en la televisión.

Pero también es un tiempo en que se pueden ofrecer oportunidades únicas para los clientes con un enfoque especial, propio de esta época.

Es así como una información específica sobre el comportamiento de los consumidores en verano puede ser un buen gancho informativo para todo tipo de medios.

Es justo lo que hemos hecho para nuestro cliente Quieru.com, el primer portal que reúne toda la oferta de productos del sector de la belleza, salud y bienestar, con un informe que se realizó a partir de las 600.000 visitas que han realizado sus usuarios en los últimos meses.

La estrategia era aprovechar la época estival para volver a ganar notoriedad en diversos tipos de medios, con buenos resultados.

Las oportunidades buenas son las que se aprovechan.

Relaciones Públicas: Coitus interruptus

Relaciones Públicas: Coitus interruptus

Coitus Interruptus

Las relaciones públicas son un actividad cuyos resultados se pueden ver en el corto, medio y largo plazo.

Cuando se dice que se necesitan resultados rápidos, depende de si hay una auténtica noticia que aquellos pueden darse.

Si lo que quiere es construirse una reputación, eso lleva tiempo, esfuerzo y dinero.

No se puede aspirar que una empresa, una marca o una persona se conviertan en líderes en su campo si no se tienen los tres ingredientes.

Pero lo que peor puede resultar para cualquier campaña de comunicación con un poco de ambición es interrumpirla cada cierto tiempo.

El problema es que se tiene que volver a empezar, pero con menor credibilidad ante los interlocutores.  ¿Quién podría confiar en una persona/empresa/marca que hoy está, pero mañana quién sabe?

Por este motivo, hay que definir bien los objetivos y conocer las posibilidades para establecer qué campaña se puede hacer o, incluso, si es posible hacerla.

Relaciones Públicas: ¿Por qué me odian?

Relaciones Públicas: ¿Por qué me odian?

¿Por qué odian a Enrique Peña Nieto?

El ejercicio del poder desgasta.

Sin embargo, la llegada de las redes sociales ha acelerado y profundizado ese desgaste.

Los políticos en ejercicio deberían de tener en consideración las redes sociales para matizar o intentar contener el descontento que, primero, no les dejará gobernar y, segundo, les dificultará volver a ganar una elección.

Y, aunque parezca una pregunta personal, los políticos deberían preguntarse: “¿Por qué me odian?”.

¿Por qué me odian mis electores?

¿Por qué me odian los que no me votaron?

¿Por qué me odian los que se abstuvieron?

¿Por qué me desprecian los periodistas?

En México, la impopularidad del Presidente Peña Nieto en el país se debe en gran medida a la impericia con la que su equipo ha gestionado la comunicación, tanto en medios, pero sobre todo en redes sociales.

No es creíble que el que fuera “candidato de las televisiones”, ahora tenga una imagen pública y mediática tan deteriorada y el nuevo no atina a gestionarla de manera eficaz.

O antes no recibía tanto trato de favor en los medios o ahora no cuenta con el mismo equipo que lo llevo a la presidencia.

De esta forma, los avances en su administración (reforma de PEMEX, cambio en la educación, éxito de empresas mexicanas extendiéndose en el extranjero, entre otros) se han visto eclipsados por temas graves (la “Casa Blanca” de su esposa Angélica Rivera, la fuga de “El Chapo”, la violencia y la inseguridad en el país, entre otros), pero también por otras situaciones más o menos superficiales (las relaciones con Angélica Rivera, el séquito con el que se acompaña en sus viajes internacionales, entre otros).

En nuestra época en donde cada vez las redes sociales forman la opinión de más y más personas, el “Indice de aprobación” debería de complementarse con un “Indice de odio”.

Puede que haya un porcentaje relevante de gente que apruebe o tenga una imagen neutral de un político, pero si hay un grupo empoderado por las redes sociales que difunden el odio contra un gobernante y no se hace nada para remediarlo, la mala imagen se acabará instalando, primero en ordenadores, tables y smartphones, para luego influir en las mentes y corazones de los ciudadanos.

Relaciones Públicas: Reproducir malas palabras

Relaciones Públicas: Reproducir malas palabras

Malas palabras

Los medios de comunicación españoles reproducen malas palabras cuando éstas tienen un valor para el contexto de la noticia.

Es evidente que la elección de algunas frases no es baladí y tienen un objetivo claro de trasmitir una imagen de valor, más allá de la mera trasmisión de la noticia.

Los políticos españoles se han mostrado contrarios al “juicio del telediario”, porque dicen que atentan contra su honor y presunción de inocencia. 

A nivel de relaciones públicas, el tema podría representar un conflicto si se está en uno u otro bando.

Si se trata de la comunicación del imputado, porque, como sucede con los abogados, los acusados también tienen derecho a una defensa mediática, la situación es comprometida y se tendría que mostrar las labores positivas realizadas por susodicho.

Si es la comunicación de la parte acusadora, se debería indicar que el tratamiento informativo recae en los medios y que ellos no han tenido nada que ver con la versión final que se ha utilizado a partir de los datos aportados.

Sea como fuere, la utilización de malas palabras en los medios es una decisión editorial que puede acabar con la reputación de las personas.