Hiperpolarización Social

Por Avelina Frías La tecnologización trajo la globalización; un proceso histórico largo y permanente. Sin embargo, el momento en el que vivimos, la percepción es que el globo se encoge cada vez más. La proximidad unos con otros física y virtualmente supone un cambio social significativo al que mucha gente teme.

El temor a las corrientes de cambio es capaz de engendrar una tensión violenta permanente y derivar en una hiperpolarización social, la cuál no es más que una segregación voluntaria e independiente en la búsqueda de la identidad y una lucha constante de valores enfrentados.

Europeos e inmigrantes subsaharianos, latinoamericanos y asiáticos lo están viviendo al compartir un lugar en donde valores, sistemas de creencias y modos de vida están en constante conflicto y dibujan paradójicamente un mundo de continentes híperconectados pero a la vez desconectados.

La reflexión en torno a esta tendencia social es sin duda la tolerancia y la preparación de una generación con un pensamiento independiente alejado de las filiaciones políticas, culturales o de grupo para que neutralice la tensión social.