Social media: Grandes y pequeñas marcas, mismos objetivos, distintos métodos, diferencias destacables

túatú-Social media: Grandes y pequeñas marcas, mismos objetivos, distintos métodos, diferencias destacables

Cuando hablamos de marcas en el social media solemos medir su importancia dependiendo, primero, de su reputación y prestigio en el mundo real y del grado de confianza (o número de seguidores) que son capaces de alcanzar en el virtual. Están aquellas marcas que, indiscutiblemente, atraen a legiones se seguidores con poco esfuerzo y aquellas otras cuya confianza se alcanza muy lentamente y en base a un mayor trabajo y dedicación.

Grandes y pequeñas marcas presentan en medios sociales, por tanto, diferencias más que evidentes. Mientras las primeras, a un nivel de audiencia, tienen mucho camino andado, y normalmente son encontradas por sus seguidores, las más modestas suelen necesitar de un laborioso proceso de gestión para localizar y seducir a su target. Pero no nodo es tan bueno para una y complicado para la otra. Existen desigualdades que a veces sitúan lo positivo al otro lado de la balanza.

Si bien es más sencillo, para una gran marca, atraer a un buen número de seguidores también es más sencillo para esta perderlos. La competencia es más feroz, y sus campañas están calculadas a un mayor nivel, por lo que pueden ser capaces de arrastrar hacia sí a miles de nuevos evangelizadores, pero este público es, por lo general, más proclive a dejarse llevar por el sentido práctico antes que por el emocional.

Un negocio más pequeño tiende a mimar de otro modo a sus seguidores, da mayor énfasis a la escucha activa y evita a toda costa la deshumanización que suele imperar muchas veces en las cuentas corporativas con mayor penetración en el mercado. Finalmente, el esfuerzo para estas pequeñas corporaciones se traduce en conseguir influenciadores más activos y leales.