Social Media: Facebook y la privacidad de sus usuarios

Facebook privacidad

La polémica sobre la privacidad de datos en Facebook parece no terminar nunca. Cada nueva opción que se implementa en la red social vuelve a traer al frente esta preocupación. Sin embargo, los intereses empresariales siempre irán por delante de las protestas, por mucho que se intente conciliar y respetar los deseos de los usuarios (sin los cuales, al fin y al cabo, Facebook no tendría razón de ser). Es el caso de la reciente decisión revelada en estos días: la red creada por Zuckerberg tendrá derecho a compartir los datos de las personas registradas con sus afiliados, es decir, con las compañías que ha absorbido de un modo u otro.

En este grupo tenemos servicios tan populares como Instagram, muchos de los cuales también cuentan con una base de usuarios increíblemente amplia. El objetivo buscado por Facebook con esto parece claro: conseguir una sinergia, un feedback entre todos los servicios que aglutina, de tal manera que sea posible trazar un perfil del usuario lo más certero posible atendiendo a toda la información que encuentra en ellos. Evidentemente, todo ello va encaminado a ofrecernos publicidad adecuada a nuestros intereses dentro de la comunicación online 2.0.

Aunque es más que probable que salten las voces de alarma debido a esto, no cabe duda de que la preeminencia de las redes sociales en la vida cotidiana, a todos los niveles, debería ser el auténtico eje del debate. ¿Puede protestar una persona de ver invadida su privacidad si ella misma ha permitido a las redes atesorar información personal, o si hace uso de ellas en cada momento de su vida? La línea que separa la permisividad de la intrusión, nuevamente, es muy difusa, y quizás sólo los usuarios puedan trazarla.