Relaciones Públicas: El difícil cambio de discurso

En un momento de la genial serie "Mad Men", Don Draper recomienda a un cliente "cambiar la conversación" cuando lo que se dice no le gusta. Don Draper - http://www.amctv.com/

En resumen, Draper recomienda establecer un discurso alternativo que vaya calando poco a poco en la gente hasta que se olviden del tema anterior de la conversación.

Esto es posible gracias a las relaciones públicas, aunque en la misma línea, Draper indica que los profesionales de la comunicación no somos capaces de "ejecutar" este cambio.

Es evidente que Draper conoce las limitaciones de la publicidad y quizás subestima las posibilidades de las relaciones públicas.

La ventaja que tienen las relaciones públicas es que generan credibilidad duradera, mientras que la publicidad compra atención pasajera, que, hay que reconocer que ésta es necesaria para generar confianza.

En el entorno actual, los líderes políticos y empresariales tendrían que cambiar "el tema de la conversación": miedo al desempleo, malas expectativas económicas, recortes...  El reto es encontrar una alternativa que sea creíble y sostenible en el tiempo.

Además, hay que contar con que ese cambio de discurso será contestado por diversos personajes con sus propias ideas, datos y posiciones.

En fin, que la salida de la crisis también pasa por un cambio en el discurso.