Relaciones Públicas: Criterios televisivos

Criterios Televisivos A los profesionales de las relaciones públicas se nos pide que consigamos presencia en televisión, porque, no hay duda, sigue siendo uno de los medios más idóneos para promover marcas, productos, servicios e ideas en un formato redaccional, no intrusivo y más creíble.

Podemos utilizar videocomunicados o aportar recursos (portavoces, personas, productos, etc.) para intentar llamar la atención de periodistas y editores de las cadenas televisivas.

Ahora, es evidente que, tal y como sucede en todos los medios, son los periodistas y los editores, en el caso de la televisión, quienes tienen la última palabra en torno a lo que finalmente se publica.

Sobre esto no hay ninguna posible discusión, ya que los medios son libres de determinar su agenda.

Sin embargo, a veces resulta un ejercicio incierto descifrar los criterios televisivos para saber que ha llevado a editores y periodistas a incluir una noticia, excluir otras o darles un tratamiento determinado.

Los primeros años del lanzamiento del iPhone o el iPad se formaban colas kilométricas de los fans que querían hacerse los primeros de estos gadgets... y era noticia.

Pero el tiempo ha pasado y que las televisiones le sigan dando tanto espacio a esta reunión de acólitos maqueros puede que vaya dejando de tener sentido.

Seguro que los fans de la empresa de la manzana no estarán de acuerdo, pero, ¿qué opináis el resto?

Cuando, en ocasiones, una información periodísticamente relevante, con la participación de portavoces y otros recursos de calidad no consiguen interés de los medios, la sensación de los profesionales de las relaciones públicas es que todo obedece al azar, como si se lanzara una moneda al aire para determinar lo relevante de lo accesorio.