En la búsqueda de nuevos canales de distribución

karlabeer Por Avelina Frías

Uno de los grandes retos para las marcas en el futuro es encontrar nuevos e inesperados canales de distribución, no sólo para sus productos sino también para sus saldos. Por ejemplo, la cervecera alemana Karlsberg ha conseguido que la cerveza dirigida al mercado femenino Karla se distribuya en las farmacias con el argumento de que el producto es una bebida cuya mezcla está fortificada con vitaminas y acido fólico.

Otro ejemplo es Tabooboo una compañía de juguetes sexuales de Reino Unido que creó las primera máquina de venta  para sus productos. La mayoría de las máquinas contienen productos que son saldo  y  se colocan en ambientes divertidos como clubs, bares, gimnasios y alguna que otra peluquería, menos, en tiendas porno. Estas máquinas que se caracterizan por ser brillantes y rosas se pueden ver principalmente en Londres, Japón, Italia y Estados Unidos.

Ambos casos, nos demuestran que el futuro de la distribución es entender las expectativas de los consumidores, los cuales buscan acceder a los productos desde donde sea o se les ocurra.