Employer branding: los factores de trabajo más valorados

Employer branding: los factores de trabajo más valorados

Para elaborar una adecuada estrategia de employer branding, lo primero es escuchar las demandas de nuestros trabajadores y actuar en consecuencia. Aunque cada empresa puede ofrecer unas condiciones particulares, existen una serie de factores que se consideran los más valorados en cualquier entorno de trabajo. La empresa Randstad, especializada en recursos humanos y relaciones laborales, los ha puesto de manifiesto en diversas ocasiones a través de sus estudios anuales, y no cabe duda de que siguen teniendo una valía universal con el paso de los años.

La seguridad laboral, unida a unas condiciones económicas justas, son los dos primeros valores que cualquier empleado mirará a la hora de aceptar un empleo. Es especialmente notorio en los tiempos que corren, y lo deseable, aunque difícil de conseguir en ocasiones, es que vayan de la mano. Por otro lado, el tercer factor, que también se asocia a los anteriores, es el de la conciliación de la vida laboral y familiar, fundamentalmente para las personas con hijo o con personas mayores a su cargo.

En un siguiente plano se encuentran las perspectivas de futuro, las posibilidades de crecimiento y de prosperar en el puesto. Siendo un tema que siempre ha llamado y motivado a los trabajadores, hoy en día se ha visto subordinado a la estabilidad antes mencionada y a la existencia de un suelo que cubra sus necesidades. Sin embargo, dentro de nuestro plan de employer branding no debemos olvidarnos de ofrecer medios de promoción y motivación para evitar que nuestros trabajadores se sientan infravalorados o caigan en la desidia de la rutina.