Employer Branding: los espacios colaborativos

¬¨¬•túatú - Employer Branding: los espacios colaborativos

La necesidad de ahorrar ha llevado en los últimos años a un auge del llamado coworking, o lo que es lo mismo, la búsqueda de socios para compartir oficinas y lugares de trabajo, independientemente de que pertenezcan o no a un mismo sector de negocio. Los espacios que se crean de esta manera se conocen como espacios colaborativos. Aunque podemos pensar, a simple vista, que tienen una utilidad práctica y poco más, lo cierto es que también pueden aportar distintas ventajas que no obtenemos fácilmente trabajando en casa.

Por una parte, el feedback y la colaboración que se consigue entre los trabajadores en estos espacios colaborativos sirven para conocer nuevas perspectivas y ampliar horizontes. Es habitual que una empresa, decidida a poner en marcha un plan estratégico concreto, se centre exclusivamente en él y en lo que tiene frente a sus ojos, sin levantar la mirada. Compartir espacio de trabajo sirve para aprovechar la sinergia de los demás y llevar las miras a niveles que, quizás, no se nos ocurren por nosotros mismos.

Lejos de ser una tendencia aislada, el fomento de los espacios colaborativos está dando lugar a lo que ha venido a llamarse la sociedad colaborativa en el ámbito empresarial. Como empleadores, si disponemos de una oficina de estas características hemos de asegurarnos de que nuestros trabajadores poseen su espacio personal propio, de acuerdo a las normativas de prevención de riesgos laborales, pero al mismo tiempo que comparten esferas con los demás y pueden relacionarse como es deseable. Una medida que será beneficiosa a todos los niveles.