El liderazgo en la era de la información

Por Avelina Frías

Las jerarquías en las estructuras corporativas donde la información de la compañía era cuidadosamente seleccionada y trasmitida de forma descendente y lineal han desaparecido. La avalancha de información que se maneja en Internet ha tomado el control, manejo y dirección de la forma de comunicación y liderazgo de las empresas.

Aunque el tomar decisiones siempre ha sido la tarea principal de un líder, esta actividad se ha vuelto más difícil. El mundo en línea ha garantizado que cada comentario sobre de tu negocio o implementación de algún cambio es capaz de provocar un ¿viral¿ de segundos comentarios o propuestas gracias a los blogueros o twitteros. También tus competidores pueden esparcir sus propias versiones y alimentar la blogosfera con críticas al liderazgo.

Esta tendencia a que las compañías sean asediadas por comentarios y opiniones durante las 24 horas puede llegar a ser paralizante para líderes o directores. Es por eso que el gran reto del liderazgo en los negocios es desarrollar la habilidad de ordenar la información y dejar claras las decisiones sin pedir disculpas. Hoy más que nunca los empleados necesitan una dirección sin equivocaciones.

Carol Bartz CEO de Yahoo afirma para la revista The Economist que los líderes no sólo deben desarrollar una mayor resistencia a la crítica sino también deben entender cuán importante puede ser para su propio equipo el que sepa interpretar las noticias y la desinformación que circula a su alrededor.

¿Cuando hablo a un público interno o externo me asombra al saber que la gente quiere saber mi reacción acerca de una historia de prensa o del último debate legislativo. Quieren a alguien que les diga que significa todo eso. Estas son oportunidades maravillosas para el liderazgo.¿

Bartz asegura que empleados, inversionistas, compradores y compañeros de negocios son influenciados por aquellos ejecutivos que pueden discernir  una  opinión y son capaces de comunicar claramente lo que importa- y lo que no- a las empresas.

Para ello Carol Bartz recomienda: 1. Escuchar y aprovechar internet para la retroalimentación con los empleados y la creación de nuevas ideas. 2. Buscar  nuevos líderes en las personas que tengan la habilidad de digerir e interpretar la información para los otros para propiciar una cultura de apertura. 3. Definir el liderazgo como la capacidad para ordenar la información, clarificarla y usarla para sacar ventaja de las estrategias, comprometer a los compradores y motivar a los empleados.

La ejecutiva de Yahoo concluye afirmando que los accionistas de negocios no están interesados solo en tus productos y servicios sino también en tus ideas. Así que, ¡Bienvenida la avalancha de la información! Aquellos que aprendan a mantener la cabeza a pesar de ello, serán los líderes más efectivos.