Creatividad: la interactividad en publicidad

túatú  - Creatividad: la interactividad en publicidad

Cada día que pasa estamos más inmunizados frente a la publicidad, puesto que la tenemos en todos los ámbitos y nos conocemos ya sus "artimañas". Es algo que sabemos bien como usuarios y como creativos. En este segundo rol, sin embargo, nuestra tarea será precisamente luchar contra esa insensibilización del receptor frente a nuestras campañas publicitarias. Y una de las mejores maneras de hacerlo es conseguir que se implique en ellas, fomentando la interactividad.

Que una imagen publicitaria o una campaña de comunicación llame la atención no es raro ni difícil; basta con saber encontrar el diseño impactante, el juego de palabras adecuado. Pero si ofrecemos a la persona la posibilidad de integrarse, de "jugar" o de descubrir nuevos aspectos a través de dicha campaña, entonces conseguiremos el auténtico objetivo: partir del interés y conseguir que la idea se implante en la memoria, y por supuesto que hable de ella a otros, difundiéndola a través del crucial boca a boca.

La interactividad publicitaria se ha empleado desde siempre: los concursos que nos permiten llamar a un programa de televisión son uno de los muchos ejemplos de ello. En el mundo online, el abanico de posibilidades es mucho mayor. Podemos ofrecer premios si el usuario participa en una sencilla encuesta (que además nos servirá para segmentar y para identificar perfiles), o bien proponer un juego, ya dentro del terreno del advergaming. Cuanto más llamativa sea la forma en que permitamos interactuar, más opciones de aumentar el porcentaje de recuerdo tendremos. Y no podemos olvidarnos del márketing viral, que disfrazado de campaña comunicativa de otro tipo puede genera un notable interés y participación de los receptores.